La gramática de nuestra lengua

cursos de español en línea

Al estudiar una lengua distinta a la nuestra, es bueno conocer la gramática de nuestra propia lengua. Así, cuando hagamos nuestros ejercicios y reflexionemos sobre el idioma que estamos estudiando, el aprendizaje será mucho más rápido y fluido.

El sistema gramatical de las lenguas

Conocer la gramática de tu lengua es fundamental para aprender. La gramática se refiere al conjunto de reglas que tienen las lenguas para relacionarse entre sí y formar textos con significados. Si la gramática no funciona, las frases que creamos carecen de significado. Cada idioma posee con un sistema que reúne estos elementos gramaticales y examina sus combinaciones.

Morfología, sintaxis, fonética y fonología

La palabra gramática viene del griego γραμματική (grammatiqué), que deriva de γράμμα (grámma), que significa ‘letra’, ‘escrito’. Luego, pasa al latín grammatĭca y, en este caso, al español como gramática. Su estudio se divide en tres partes: la morfología (estructura, forma de las palabras), la sintaxis (el orden y la función de las palabras dentro de una oración), y fonética y fonología (sonidos y organización de la lengua).

Aprender más fácil, fluido y con menos frustración

Realmente, no es necesario conocer la gramática de tu lengua por completo, pero sí tener una mínima idea de, por ejemplo, cuáles son las clases de palabras de un idioma. En español, hay ocho: artículos, sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios, preposiciones, pronombres e interjecciones. ¿Serán las mismas que en tu lengua? Aunque no lo sepas, sí es importante que reconozcamos cuáles son las diferencias entre cada una de las clases de palabras. De este modo, nuestro aprendizaje es más fácil y menos frustrante.

Conocer la gramática de tu lengua
Cuando revisamos la gramática de nuestra lengua, tenemos una nueva estrategia para estudiar la nueva.

Dentro de estos conocimientos de base de tu lengua, también es relevante saber el sistema de los verbos. Si tomamos cualquier manual de lengua, observamos claramente la presencia o no de modos verbales como el modo indicativo, el modo subjuntivo o el modo imperativo. A su vez, estos modos tienen tiempos de verbo que pueden ser presente, pasado, futuro o condicional. Esta organización verbal de español coincide con la de francés.

No importa tu nivel de español

Es posible que recién comencemos a estudiar una lengua nueva. Entonces, esta recomendación llega a tiempo. Pero, si hace rato que aprendemos un idioma, igual este consejo viene de maravillas. Cuando revisamos la gramática de nuestra lengua sucede que:

  • Podemos reconocer, en el transcurso de nuestro aprendizaje, las diferencias y similitudes entre la lengua que asimilamos y la nuestra, sin importar el nivel que hayamos logrado.
  • Tenemos una nueva estrategia para estudiar que no sólo nos servirá para esta lengua que estamos aprendiendo, sino para todas las que queramos hablar.
  • Nos sentimos con más tranquilidad y seguridad al momento de estudiar esta lengua que tanto nos interesa y nos gustamos. De esta manera, evitamos un sentimiento frecuente para quienes estudiamos idiomas: la frustración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *