Luminosidad

Luminosidad de Rosario Ortega

Por azar, llego a Luminosidad de Rosario Ortega. Una de mis estudiantes favoritas me avisa que está viendo una serie en español, de Sebastián Ortega, el hermano de, ahora, una de mis cantantes preferidas.

La historia es así

Kariane, mi estudiante, me dice que está viendo «100 días para enamorarnos» de Netflix. Yo, que siempre investigo qué series pueden ver mis estudiantes, le pregunto de cuál se trata exactamente. Ella me cuenta que es una argentina. Obviamente, de inmediato, quiero saber el nombre. Entonces, resulta que lo único argentino es su director, Sebastián Ortega.

La familia Ortega

Sebastián Ortega es hijo de un cantante híper famoso en Latinoamérica, Palito Ortega, y de Evangelina Salazar, una actriz argentina muy reconocida. Estas dos personas también tuvieron a Luis Ortega, también director de cine, Martín Ortega, ganador de un Grammy, y Emanuel Ortega, un cantante melódico. Estos cuatro chicos tienen dos hermanas geniales: Julieta Ortega, actriz, y  la cantante, Rosario Ortega.

Aquí vamos

Hace años que sigo a la banda argentina de pop electrónico, Entre Ríos. Yo no lo sabía, pero resulta que Rosario fue su vocalista en 2008 y 2009. Su voz sonaba como el cielo. Tan sólo escuchen la canción Temprano y lo constarán. Luego de pasar por la pionera, Entre Ríos, Rosario Ortega se hizo solista y, como decimos en Argentina, la rompió.

Luminosidad es bella

Rosario fue reconocida por la versión latina de los Grammys en 2012, como mejor artista nueva, gracias a su primer disco “Viento y sombra”. De aquí aparece, Luminosidad, una joyita chiquita que dura 1:56. Es un cuento con rima, que pasa en un video clip espléndido (al estilo de esa música en español que me encanta), y bien efectivo. Porque la canción es un hit total.

Luminosidad de Vientos y sombras (2012).
Vientos y sombras (2012).

Me empujaron hacia vos

Además de la melodía perfecta y pegadiza, Luminosidad está cantada en un argentino absoluto. Hasta pueden escuchar el acento argento y divino de Rosario. Igualmente, se sienten dos palabras mágicas argentinas: vos (que usamos en lugar de tú) y “querés”, la conjugación del voseo en segunda persona singular, en vez de quieres del tú.

¿Algo más?

Sí, la poesía es genial, hermosa. Les dejo unos versos de esta enorme canción: “Porque yo me ahogo acá /En mi propia oscuridad /Quiero verte sonreír y ser luminosidad». La dirección del video es perfecta y, la voz de Rosario, sobre todo cuando dice «y ahora siento que te vas», sublime.

Ahora y por un ratito, apaguen Netflix, pongan YouTube y escuchen esta belleza de canción:

Dirección: Constanza Novick.
Fotografía: Leo Val.
Arte y vestuario: Josefina Guarracino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *