¡Dale, vale, órale!

Cursos en grupo de español en línea

Dale, órale y vale son algunas de las expresiones más utilizadas en español para expresar una afirmación. Significan lo mismo o, casi lo mismo, y se usan en distintos países hispanófonos. En Argentina se dice “dale”, mientras que en España dicen más “vale”, y, en México, ¡órale!

Dos verbos: dar y valer

El verbo dar significa, entre otras cosas, poner a disposición una cosa. Por su parte, el verbo valer quiere decir que algo o alguien tiene valor. Hasta aquí el sentido de las expresiones “dale” y “vale” es evidente.

Cuando decimos: “dale” o “vale, queremos impulsar las acciones que están a punto de realizarse. Entonces, con estas palabras, indicamos una actitud de entusiasmo, de ganas, incluso, de pasión.

Un adverbio: ahora

Sin embargo ¿cuál es el origen de “órale”? Pues viene de una reducción de las palabras juntas “ahora” + “le” que tiene como resultado “ahórale”. ¡Qué sorpresa, eh! Sí, “órale” representa la misma emoción que expresan “dale” o “vale”, pero no deriva de un verbo, sino del gran adverbio de tiempo“ahora”.

¿Qué pasa con el sufijo “le”?

Ese pronombre «le«, que sabemos, señala un complemento indirecto de tercera persona singular, puede confundirnos bastante. ¿Por qué? Porque el complemento indirecto es la función en la oración que indica la persona o cosa personificada que recibe las consecuencias, buenas o malas, de la acción. En este caso, «le» se refiere a esa acción que vamos a hacer, como si fuera una persona.

Ahora sí: dale, vale, órale

Algunos ejemplos del uso de “dale”, “vale”, u “órale”:

– ¿Vamos al cine?

En Argentina: ¡dale!

En España: ¡vale!

En México: ¡órale!

Pero… ¡un momento!

Como hemos visto, la definición de “dale” y “vale” es clara. Por el contrario, no pasa con “órale” que tiene muchos más significados. Según el Diccionario del Español de México, estas son las posibles cuatro definiciones de “¡órale!:

Interjección (Popular)

1. Expresión que se usa para estimular a alguien a hacer algo: “¡Órale, a trabajar!”.

2. Expresión con que se acepta algo: “—¿Nos echamos unos tacos en la esquina? —¡Órale!”.

3. Expresión que indica sorpresa: “¿Sacaste diez? ¡Órale!”.

4. Expresión con que se llama la atención de alguien para que interrumpa lo que está haciendo: “¡Órale, no te molestes, carnal!”.

¿Cuál de estas palabras prefieres?

Sin duda, «órale» o «uórale! como dicen aquí, se puede usar en muchas situaciones, mientras que «dale» y «vale», sólo cuando queremos afirmar una cosa. A mí me gustan las tres opciones. ¿Por qué elegir una sola? 😀

Pregunta: ¿conoces otra expresión similar a esta que se diga en otro país de habla española? ¡Cuéntanos!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.