Mi celebración preferida en México

Día de muertos México

El Día de Muertos/as es mi celebración preferida en México, una fiesta para recordar, llena de azúcar, flores naranjas y energía celebratoria.

Qué se celebra

El Día de Muertos/as celebra las vidas de quienes se murieron. Esas vidas pueden ser la familia (incluyendo, las mascotas), amigos, amigas, celebridades famosas del cine, literatura, ciencia, en fin, el festejo se prepara para quien queramos conmemorar. Es por eso que creo que es mi celebración preferida en México porque en Argentina no existe esta fiesta para recordar a las personas que se han ido, llena de azúcar, color naranja y mucha energía celebratoria.

Un altar para recordar

Apenas empieza octubre, o antes, la gente comienza a reunir los objetos que debe llevar el altar donde estarán sus memorables muertos o muertas. Entonces, primero, hay que decidir a quién pondremos, y luego conseguir la fotografía para tenerla lista. Después, es necesario elaborar la ofrenda con elementos que serán los atractivos, para que nuestras visitas difuntas vengan a vernos. Se trata de un tributo a quienes nos antecedieron o que compartieron la vida. Un altar ideal tiene siete niveles, que son los que el alma debe pasar para alcanzar la paz espiritual. Debe contar con:


• Un mantel blanco
• Sal
• Velas
• Incienso
• Flores
• Papel picado
• Petate
• Calaveritas de azúcar
• Izcuintle (perros indígenas)
• Comida y bebida preferida de la persona o animal ilustre
• Y mi preferido: el popularísimo pan de Muerto/a.

Día de Muertos
Pan de muerto y calaveritas de azúcar: delicias mexicanas únicas.


Un cráneo para chuparse los dedos


Fíjense que apenas llegué a México, y durante mucho tiempo, pensé que el Pan de Muerto era de origen prehispánico (antes de la llegada de los conquistadores). Sin embargo, parece ser que se trata de una fusión entre la tradición azteca y la española, debido a la voluntad evangelizadora de estos últimos. Lo que ocurrió fue los españoles simbolizaron en ese pan los antiguos sacrificios humanos de estos pueblos originarios, puesto que los colonizadores los habían prohibido.
Dentro de la conquista de América Latina y el Caribe por los españoles, la invención del festejo del Día de Muertos/as es una de las armonías culturales más deliciosas de La vida en español

De hecho, hay un café en Montreal, que descubrió Sophie Desmeules, una de mis estudiantes, donde hacen uno de los panes de muertos más ricos de la provincia de Quebec. El lugar se llama Café Mezcal. Además, allí, podemos comer deliciosa comida mexicana.

Practica español saboreando comida mexicana.

Tacos con salsa y limón de Café Mezcal.

Las flores cempasúchil son infaltables

Una de las mejores cosas que pasan en esta época es la aparición de las hermosísimas flores de cempasúchil. Su nombre, como muchas palabras mexicanas, viene del náhuatl Cempohualxochitl, que significa «varias flores» o «veinte flores». Estas flores ceremoniales se usan en los altares para que guíen a los seres muertos en su camino hacia el otro mundo. El color naranja representa al sol y su olor conduce a la ofrenda con alimentos.

De repente, me doy cuenta de que el color de las flores es igual o casi igual a las calabazas de Halloween. Entonces, entre los meses de octubre y noviembre se fusionan las brujas, los dulces, el pan de muerto, la conquista española, las tradiciones nórdicas. Y la Ciudad de México se transforma en un sol anaranjado en el centro del país. Entonces, el otoño toma un matiz fuerte, muy fuerte, como si, de alguna manera, esta parte del mundo se resistiera a morir para darle vida al invierno.

Flor de cempasúchil
Las flores de cempasúchil son como el sol de México.

Para realizar las actividades de comprensión de lectura y gramática, haz click aquí.